6/06/2007

Funcionarios



Si hay algo que me moleste es la ineptitud de los funcionarios, y en este caso más concretamente los de la junta de Andalucía.
¿Que ha pasado? Pues nada, el mio era un caso típico, el que por primera vez va ha trabajar (con contrato) y necesitaba que me dieran un número de afiliación a la seguridad social distinto al que tenía actualmente que era el de mi padre.
Pues nada, voy yo al Servicio andaluz de empleo (SAE) que antiguamente se llamaba INEM a pedir mi numerito, le explico a la de información que es lo que quiero y me dice que coja número y espere turno. Tras esperar cuarenta minutos llego a la mesa donde debía de ir y muy amablemente me dicen que no es allí, sino que debo de ir a otro lugar, a las oficinas de la seguridad social en Abu-Said. Pues nada me molesta pero no es para tanto, un fallo lo tiene cualquiera y lo mismo es que me expliqué mal, quién sabe.
Me explicaron como se llegaba ya que es una calle que esta bastante escondida aunque en el mapa no lo parezca y me explicaron bastante mal. Me dijeron que estaba por el camino de ronda, verdad, pero al lado de un tunel, que más bien es un garaje con dos salidas y en medio un taller, llego allí y a mi no me sonaba de nada que allí hubiese nada de la seguridad social ya que me conocía bastante bien la zona, tras diez minutos callejón arriba callejón abajo opto por preguntar en una asesoría donde coño estaban las oficinas de la seguridad social, y nada, allí no estaban estaban por los callejones detrás del palacio de congresos, punto bastante más emblemático y bastante más fácil de saber y localizar que el supuesto "túnel". Pues bueno, llego allí y tras hacer la cola correspondiente para pedir información me dice un hombre que eso no era allí, que era en la tesorería de la SS en la Gran Vía número 70 y tantos.
Pues nada tras llevar ya más de una hora dando vueltas me voy cabreado a la tesorería que, como se puede ver en el mapa, no me pilla ni mucho menos de camino y encima hoy es un día medio de fiesta y estaba cortada la susodicha calle, luego no pude ir en bus con el calor que hacía, así que andando hasta allí donde ya me atendieron, tras rellenar el impreso correspondiente y dos minutos más tarde me fui con el papeleo hecho.
Resultado, para una tramitación que debió durar cinco minutos más la ida y la vuelta perdí cerca de dos horas y media.
Y yo me pregunto ¿Tanto le habría costado enterarse a la tía del SAE de que coño quería y así haberme podido guiar bién?

1 comentario:

neox dijo...

jajajaja, a mí me pasó algo parecido, lo que pasa es que yo ya estaba en Madrid, fui a la oficina de la seguridad social del pueblo en el que estoy y tras pedir número llego a la mesa y me dicen que para pedir número de SS tengo que ir a Madrid a no sé qué calle, con una cola de tres pares de cojones. Yo perdí la mañana entera