5/13/2007

Talibanismo en el SL

Cada vez me gusta menos Richard Stallman y su visión de la "libertad", no menosprecio su iniciativa ni el movimiento que han conseguido crear, pero me parece un talibán. ¿A que viene esto? Pues a sus ultimas declaraciones que he leido en barrapunto sobre sus intenciones sobre el software propietario:
"El objetivo final del movimiento del software libre es que el software privativo se acabe prohibiendo"

¿A eso le llama el libertad? ¿Porque no voy a poder vender las lineas de código que escribo bajo la licencia que me de la gana? No digo que a base de soporte y adaptaciones a mis programas no me pueda ganar la vida con una licencia libre, pero ¿y si quiero que solo yo pueda hacer esto? Y si quiero usar el Windows XP en vez de la Ubuntu que estoy usando.
Creo que gente como esta, que si bien han hecho grandes obras, estas se les han subido a la cabeza y se creen que su visión es la única válida.

Por eso creo que el día que quiera donar algo lo haré bajo una licencia concreta, o una "BSD" o una "GPL versión X y no superior", porque si el software libre me da la libertad de usar, modificar, contribuir y distribuir no quiero que me quite la libertad de elegir.

7 comentarios:

jasampler dijo...

Aunque tú quizá no lo piensas, hay gente que opina que, a largo plazo, el software privativo es algo perjudicial para la sociedad.

Del mismo modo, hay gente que piensa que la propiedad privada es un robo, o que la copia no autorizada de música es un delito, o que el software abierto es un cáncer para la informática, son opiniones como otras cualesquiera.

Algunos programadores deben estar muy contentos de que la ley les permita vender un programa al cliente sin tener que darle la lista de "ingredientes" del producto, consiguiendo así que ningún otro programador pueda modificar el software (aunque supiera) cuando éste se estropea o necesita algún cambio.

Pero el que algo sea legal no quiere decir que sea moralmente bueno, y nos toca a nosotros, las personas, decidir eso y acomodar la ley adecuadamente a nuestra costumbre.

José María Calderer dijo...

Pues eso, yo con lo que no estoy deacuerdo en con la filosofía de que lo privativo es malo.

Por poner un ejemplo, una aplicación de estas que usa todo el mundo, como puede ser el Nero, si tiene errores es una putada para los usuarios, pero es una aplicación mas o menos fácil de usar por la que jamás pagarás un soporte técnico o personalización, lo que lleva a una empresa de desarrollo de SL a tener que descartar este tipo de aplicaciones como fuente de ingresos.

Por otra parte podemos tener, un servidor web libre como puede ser apache, apache al ser un servidor web de propósito general hay que saber configurarlo para poder optimizarlo para un tipo concreto de servicio. En este caso una empresa si podría ganar dinero a partir de este software siendo libre.

Alfonso E. dijo...

RMS es un radical, pero ciertamente sus acciones son coherentes con lo que dice.

Yo creo que hay dos posturas en el software libre (lo que sigue es una personalísima opinión): los que creen que son los salvadores (mesías) del mundo y los que creen que vienen a proporcionar una alternativa. Yo me identifico más con la segunda; no me gusta mucho del activismo de la primera mitad, y me parece que actitudes más "abiertas" y con más marketing como la que tiene Ubuntu a día de hoy, son la respuesta del software libre que espera la mayoría de la gente.

Alfonso E. dijo...

Y sí, por cierto. Acabar con el software privativo es recortar libertades, cosa con la que yo tampoco estoy de acuerdo. En las libertades del software libre debería estar incluida la libertad de usarlo... o no.

Un saludo.

Mu dijo...

No obstante, existen programas de grabación libres muy buenos, por lo que el modelo libre funciona también para este tipo de aplicaciones.

Respecto a la libertad de uso, Alfonso, es la primera libertad (libertad 0) enunciada en la definición de software libre: la libertad de usar el programa para cualquier propósito.

Nótese que esta libertad de usar el programa es habitualmente restringida por el software privativo (no puede usarlo en máquinas de más de dos procesadores, no puede tener más de 10 conexiones simultáneas, no puede usarlo para propósitos comerciales, no puede usarlo en los siguientes países...).

José María Calderer dijo...

Mu, yo no digo que no sirva el SL para crear ese tipo de software, lo que quiero decir que con ese tipo de software nadie lleva el pan a su casa.

Trylobytero dijo...

Hablando de software privativo, las licencias comunes de este tipo de software incluyen cláusulas que prohíben la aplicación de métodos de ingeniería inversa al producto software. Algunas razones para ese ocultismo podrían ser:
a) que el producto sea rematadamente malo
b) que el producto discrimine a otros productos silenciosamente (se rumorea que Microsoft hace eso en los Windows) impidiendo su ejecución o ralentizándola notablemente.
c) la presencia de backdoors y demás artimañas que puedan suponer una amenaza a la privacidad del usuario final.
Francamente, si se prohíbe el software privativo a mi me daría igual, empresas como Red Hat demuestran que el Software Libre es viable e incluso rentable económicamente.